• R. Gurley

Tarija, Bolivia Donde se forman las mujeres

Mas de diez mujeres al mes pierden la vida en Bolivia, por el simple hecho de ser mujeres. Estas estadísticas hacen de Bolivia el líder en feminicidios en el hemisferio occidental. Sin embargo, Valeria Flores Sandoval, administradora de proyectos para la Secretaría de la Mujer y la Familia en Tarija, observa algo único en su comunidad. Ella dice, “Ha habido 117 feminicidios este año en Bolivia, pero en Tarija no ha ocurrido ninguno.” Sandoval cree que los programas implementados por los grupos, como la Secretaría de la Mujer y la Familia, han ayudado a combatir la violencia de género que afecta a 7 de cada 10 mujeres en este país. Estos programas han buscan enseñar a las personas cómo hablar sobre temas referentes al sexo, un tabú en Bolivia. Sandoval especifica, “Por ejemplo, hay un plan nacional para prevenir el embarazo adolescente y sentimos que prevenimos los embarazos no deseados, como también lidiamos directamente con la violencia sexual dándoles las herramientas para una educación sexual saludable, que incluya a los padres siendo capaces de hablar al respecto.”

El sexo no se discutía en el pasado. Sandoval recuerda, “La sexualidad y el género eran temas que no se tocaban en Tarija por que el 60% de la población es católica de una forma muy conservadora, así que hasta hace algunos años era imposible hablar sobre estos temas.” También recuerda una notoria ausencia de liderazgo femenino. “Cuando yo tenía 16 años, quizás 17, participaba en varias agrupaciones pero nunca veía a mujeres como líderes, así que empecé a preguntarme: ¿Por qué no puedo ser la líder?”. Sandoval respondió esa pregunta al estudiar sociología en Santa Cruz de la Tierra, para luego retornar a Tarija no solo con una mejor educación, sino también con una hija a quien criar.



Gracias a los esfuerzos de personas como Sandoval, su hija esta creciendo en una Tarija diferente. Sandoval cree que el programa que ha diseñado ayuda a prevenir la violencia de género en Tarija. Dice que las personas han progresado, hacen mas denuncias, van a la policía y exponen lo que esta sucediendo dentro de las casas. “Sentimos que hemos mejorado mucho con respecto a los derechos humanos, los derechos de las mujeres y la comunidad LGTB. Antes, con la misoginia, estos grupos eran dejados de lado. Ahora, aunque no hay un 100% de aceptación, hay espacio para hablar al respecto. Al final, nos empodera a todos.”

Sandoval ve el éxito de Tarija como el inicio, pues la meta de su organización es “cambiar toda la estructura de su sociedad”. Se ríe con alegría, una característica de las personas de Tarija, sabe que esto tomara mucho tiempo pero esto no la desanima. Sandoval cree que, como la cultura de Tarija se caracteriza por el vino y la música, pronto se conocerá también su trabajo. Ella dice “Siento que paso a paso, un día a la vez, seguiremos trabajando contra la misoginia, el patriarcado, la violencia de genero y los feminicidios”. Sus esfuerzos están creando un mejor mundo para todos, incluyendo su pequeña, que sueña se pueda convertir en una activista como ella. Esperemos que lo haga, para que pueda continuar con el cambio en Tarija, evitando el sufrimiento de la epidemia de feminicidios en Bolivia.

Para más información sobre la organización de Sandoval: https://www.facebook.com/Secretar%C3%ADa-de-la-Mujer-y-la-Familia-Gobierno-Municipal-de-Tarija-537116536483563/

0 views